Mi marido fuma y bebe demasiado, vive a base de adrenalina, dice la mujer de Nigel Farage

Mi marido fuma y bebe demasiado, vive a base de adrenalina, dice la mujer de Nigel Farage

Fuente:abc,27/05/2014 11:37 am

 


borja bergareche




Kirsten Mehr, alemana de 49 años, reivindica que el líder euroescéptico es «un buen hombre». «Si fuera un racista no estaría con él», aclara la segunda mujer del presidente de UKIP
La oposición, en casa. A las bendiciones recibidas del electorado por el líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, le ha seguido la regañina pública de su mujer Kirsten. «No duerme mucho, no descansa suficiente, vive a base de adrelanina, no come de forma regular –y empiezo a sonar como su madre–, y fuma y bebe demasiado». De pinta en pinta tras su histórica victoria en las elecciones europeas y su fuerte avance en las municipales celebradas a la vez, el político euroescéptico recibe así, desde el frente doméstico, la reprimenda que no le han dado las urnas.

«Ya no podemos salir a cenar o a tomar algo», se lamenta Kirsten Farage

Pero su segunda mujer, una alemana de 49 años con la que tiene dos hijas, aprovecha en realidad una conversación con «The Daily Telegraph» para reivindicar a su marido como «un hombre bueno», entrañable y amante del golf, de la pesca y de las hazañas bélicas. «Cuando está fuera es ruidoso y extrovertido y todo eso, pero cuando vienes a casa tienes que poner los pies en alto, cortar la hierba y sacar la basura», explica Kirstin Farage –Mehr de soltera–, que dibuja la imagen de un inglés afable amante de la vida en el campo.

«Le encanta pescar y caminar, vivimos en una zona muy rural así que literalmente puede salir a andar y solo hay campos y valles», dice. Una apacible forma de vida interrumpida por la notoriedad pública de su marido. El fulgurante ascenso de UKIP, consolidado ya como una fuerza política nacional ineludible, ha obligado a su familia a poner cámaras de videovigilancia en su residencia en Kent, y a renunciar a irse de vacaciones a Cornualles. «Ya no podemos ir a comer o a tomar algo en público», se lamenta.
Esposa, y asistente parlamentaria

La señora de Farage carga contra las acusaciones de racismo que ha recibido su marido durante la campaña, desde dentro y desde fuera de su partido. «Si fuera un racista no estaría con él, no tiene ni un hueso de sucio en su cuerpo, no es un matón», afirma su mujer. Kirsten Mehr, crecida en Alemania, trabajó como Farage en la industria financiera en la City londinense. Se conocieron en 1997, y se casaron en 1999. Nigel Farage había cofundado UKIP en 1993. «Pensaba que la política era solo un hobby», recuerda.

Mehr se convirtió en protagonista de la campaña contra su marido cuando, en un acto electoral, fue acusado de hipocresía al pedir la salida británica de la UE a la vez que emplea a su mujer como asistente en la Eurocámara con un sueldo anual de 33.000 euros con cargo al contribuyente. «Yo necesito a alguien que trabaje para mí a medianoche y a horas intempestivas», contestó Farage, irritado. «Esa persona resulta ser la misma con la que he compartido siete años de mi vida, y no creo que nadie más podría hacer su trabajo», dijo.

El primer ministro, David Cameron, se aferró ayer al mismo argumento para combatir la visión idealizada del líder anti-UE. «Nigel Farage no es un tipo corriente que te encuentras en un pub, es un político consumado, lo hemos visto con sus gastos parlamentarios y su mujer a sueldo [en la Eurocámara]», afirmó el líder conservador. La señora de Farage no se ofende. «Me siento delante del ordenador por la noche, y cumplo con mis obligaciones», contesta.

«Envía y recibe SMS y poco más»

«No es para nada un trabajo de nueve a cinco de lunes a viernes. Tengo tiempo de sobra para no perderme los eventos deportivos en el colegio, las obras de Navidad y esas cosas», asegura. La pareja tiene dos hijas, Victoria de 14 años e Isabell de ocho (Farage tiene además dos hijos de su primer matrimonio). Su justificación de estar a sueldo de su marido en el vilipendiado Parlamento Europeo es más prosaica. Farage, que ha obtenido en las europeas el 27% de los votos (con un 36% de participación), es al parecer un analfabeto digital.

«Puede enviar y recibir SMS y nada más... y si tiene que leer un texto puede subir y bajar el cursor, ha aprendido eso, pero nada más», dice su mujer.

Mateo 13:12


 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta