Amas de casa en los tiempos de hoy: cómo son las "supermujeres"

Amas de casa en los tiempos de hoy: cómo son las "supermujeres"

Fuente:Entre Mujeres,03/07/2014 03:18 pm


Flavia Tomaello


Con el feminismo, ellas empezaban a "tener alma", gestionar sus ingresos, elegir cuándo embarazarse y podían animarse a no casarse nunca... Pero no se detuvieron a pensar qué pasaría con la casa. ¿Quién llevaría el hogar adelante?




Presupuestar los gastos del mes. Establecer días de pago para los proveedores. Crear cultura de limpieza. Armar rutina semanal de tareas. Proponer un organigrama interno de responsabilidades. Motivar al equipo para que hagan lo que deben. Supervisar los resultados… ¿Suena a cuestiones de negocios? Sí. Hoy las mujeres deben coordinar una serie de variables que las convierte en malabaristas que intentan a diario no dejar caer ninguna clava.

El feminismo corrió el eje de la participación de la mujer en la vida pública. Los logros obtenidos en ese sentido son innegables, aunque los reclamos continúen y sean necesarios. Sin embargo, en el momento en que esos debates se iniciaron, las damas no percibieron un detalle que parecía menor por entonces y que, gracias al paso de las generaciones, se transformó en clave: nadie pensó en el hogar.

Si ellas empezaban a "tener alma" y gestionar sus ingresos, elegir cuándo embarazarse y a animarse a no casarse nunca, no se detuvieron a pensar qué pasaría con la casa. ¿Quién llevaría el hogar adelante?

El modelo clásico de ama de casa quedó obsoleto. Casi todas las mujeres que están hoy en el mercado laboral no vivieron una madre que reflejara esa tradición. En cambio, sí surgió el de las "supermujeres" que intentaban llevar todo adelante a la perfección, pagando costos elevados. Aún cuando la tendencia va de la mano de buscar un equilibrio entre la vida profesional y los roles hogareños, sin dejar de lado las gratificaciones personales, ya esa tarea implica un nivel de exigencia y organización digno de una presidente de empresa.

Se concentran diversas cuestiones que reconfiguraron ese perfil. No sólo por el lado de la vida laboral de las mujeres, sino también por cuestiones como las conformaciones familiares (que van desdibujando el esquema tradicional), el tipo de educación que se da a los hijos (con el despliegue más frecuente de actividades paralelas a las escolares), el acrecentamiento de la vida social, la pérdida de límites en la jornada de trabajo, equipamientos que liberan (¿o no?) de cargas antes muy pesadas como el lavado de la ropa o la conservación de alimentos. Estas transformaciones tienen su correlato en el rol en el hogar.

El número de mujeres que trabajan se incrementó considerablemente en los últimos 10 años. Según estadísticas de la encuesta de hogares en Argentina llegaron a superar el 60% en 2011 (entre las mayores de 18 años). Aún más notable es el aumento en la cantidad de horas de trabajo: en 2001 sólo el 23% de las mujeres trabajaban más de 30 horas semanales, mientras que en 2011 ese número trepó al 50%, registrándose un aumento de casi el 120%. Al mismo tiempo, se observa un importante crecimiento de la cantidad de mujeres que hoy son el principal sostén de su hogar: aproximadamente 4 de cada 10 mujeres son jefes de familia.

Las mujeres de hoy no pueden encontrar modelos en sus abuelas porque deben lidiar con combinaciones estrambóticas como los mensajes de trabajo entrando en la Blackberry a contra hora porque trabajan en una multinacional y descongelar el pollo a martillazos para tenerlo listo en 15 minutos.

Las amas de casa actuales son muy diferentes a sus abuelas. Están menos en sus casas, viven más lejos de dónde trabajan, afrontan una mayor responsabilidad económica, tienen la necesidad de delegar y simplificar tareas, aceptando los costos que significa cada ítem.

Además de lo que realmente les sucede, las mujeres se están percibiendo a sí mismas y a sus familias de otro modo. Lo que representa, a la vez, un cambio en el modo de emparejarse y de criar a sus hijos. Los hombres que se casan con estas nuevas amas de casa están tan distantes de sus abuelos como lo están ellas de las suyas.

Cualquiera sea su ocupación y nivel socioeconómico, tanto hombres como mujeres, aún expresándolo de modos diferentes, intentan lograr un equilibrio entre las obligaciones y el disfrute personal. La calidad de vida se convirtió en el nuevo "nivel de vida". Lentamente se está produciendo un trueque que a la larga cambiará el tener por el disfrutar. Así, quienes logren mayor nivel de "felicidad" serán los más afortunados en la escala social. Sería materia de otro debate el modo de medir ese parámetro y si se habla de la felicidad real (la que se siente como grito en la panza) o la "demostrable" para terceros.

Para las amas de casa de hoy, ya no se trata simplemente de cumplir obligaciones y exigencias, sino de encontrar momentos de disfrute. Para muchas ese gozo también trasunta el tener una buena casa, o el cocinar para los suyos, o el hacerles alguna prenda o torta para sus cumpleaños… Ya no está tan mal visto (como sí lo era para las feministas más radicales), tener ganas de hacer galletas en familia.

Las distintas etapas en la vida determinan comportamientos particulares como amas de casa. La tenencia o no de hijos y la edad de los mismos son cuestiones esenciales para definir el perfil. Las tareas laborales se han diversificado y también afecta a la construcción de ese modelo si se opera en relación de dependencia o se lleva adelante una profesión liberal o un propio emprendimiento.

Los tiempos ya no son los que eran. Necesariamente las amas de casa, tampoco. Hoy el debate pasó de ser entre familia y trabajo, a jugar con numerosas variables: niños (en ocasiones propios y ajenos), marido, ex pareja, trabajo, empleada en casa, suegras que no están disponibles y quehaceres domésticos. En ese escenario, delegar es esencial. La generación de hoy ha aprendido y lo hace.

Ojos en el Camino



 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta