La felicidad cotidiana en 10 valores. ¿Cuál es el tuyo?

La felicidad cotidiana en 10 valores. ¿Cuál es el tuyo?

Fuente:YORIENTO,16/05/2018 05:00 pm



Alfonso Alcántara
 

“Tú no eres tu personaje, pero tu personaje sí eres tú”. Raymond Carver


Tendemos con mucha facilidad a enamorarnos de los efectos más que de las causas, a centrarnos en intentar “sentir emociones positivas”, como si pudiéramos elegir, más que en organizar nuestras vidas. (…) Los momentos felices suelen ser consecuencia de alcanzar pequeños objetivos y obtener lo que nos gusta gracias a una razonable “gestión” del día, el mes a mes y el año a año, y no de “desear algo con fuerza”. La idea de que ser ambicioso conduce a grandes conquistas se contrarresta mediante la idea de que desear demasiado favorece la infelicidad.

 

Nos venden la ilusión de que podemos mejorar nuestra vidas pensando más que haciendo, porque esa idea es mucho más fácil de comprar.


Pero, parafraseando a Woddy Allen, las personas tardamos años en mejorar nuestras vidas “de la noche a la mañana”.


Las cosas son como son porque fueron como fueron y el pensamiento positivo tiene mucho más que ver con actuar positivamente que con pensar bien.


Estas reflexiones han venido motivadas por la lectura de el decálogo del caminante, un artículo de Manuel Pimentel en El País. Me ha gustado la sencillez de las ideas aunque no aporte metodología concreta :-)


Deejo los 10 valores para la felicidad que propone Pimentel. Son genéricos y el tono del artículo es literario, en ningún modo técnico, pero tampoco vende ninguna moto ni hace un ejercicio de psicolabia en lugar de psicología.

CV9pI3FU8AA92kW.png-large
 

¿Cuál de estos 10 valores te hace más ‘feliz’?


OBJETIVOS. Ten sueños, metas e ideales. Conceden sentido a tu andar y marcan el norte a tu brújula vital. La sensación de acercarte a ellos te proporcionará felicidad en tu camino.


MOTIVACIÓN. Que esa meta te estimule, que no te aplaste. Metas más allá de tus posibilidades pueden frustrarte. Por el contrario, metas demasiado cortas pueden acomodarte y hastiarte. Deben conseguir que te esfuerces para dar lo mejor de ti, pero no amargarte ni alienarte.


PROCESO. La felicidad no se concentra en el preciso instante de cruzar la meta, hay que saber encontrarla en cada etapa del camino. No la difieras en exclusiva al futuro logro de tus objetivos, disfruta de las pequeñas cosas de cada jornada. Establece metas intermedias; superarlas te estimulará y te reafirmará en el camino correcto.


PLANIFICACIÓN. A meta alcanzada, nueva meta planteada. Evitarás el hórror vacui de una vida sin proyecto ni norte. Esas nuevas metas no solo deben conjugarse con el más y más, sino con lo diferente y, sobre todo, con lo mejor.


PERSPECTIVA. Apóyate en el bastón de tu talento, guíate por la brújula de tus sueños e ideales, y planta tus botas sobre la realidad. Los viejos caminantes saben que para llegar lejos deben marchar paso a paso, mirando al suelo para no tropezar, pero elevando la mirada a las estrellas para marcar el rumbo a seguir.


CONTEXTO. El camino tiene sentido en su conjunto. Integra en él los capítulos duros, de dolor y sufrimiento. Aislados, te amargarán; insertos en tu vida entera adquirirán sentido. Lo comprenderás cuando tengas suficiente altura de miras como para poder comprender tu propio camino pasado y sepas aprovecharlo para el que aún te queda por recorrer.


MARCA PERSONAL. Los demás caminantes reconocen en ti al personaje que tú proyectas. Eres lo que haces y no como piensas que eres. El personaje que los demás ven, es más real que la persona que tú te consideras en tu interior. Presta atención a lo que en verdad haces, y no te autojustifiques con la excusa de lo que piensas que eres.


COHERENCIA entre tu persona y tu personaje, entre lo que piensas y lo que haces, te hará sentir bien. La incoherencia vital te hará el camino insufrible.


DESARROLLO. Tu vida es una novela que escribes con tus actos. Conoce a tu personaje y desarrolla tus potencias en función de las circunstancias y de tus sueños e ideales. Comprende tu realidad de escritor de la propia novela de tu vida, influye en el argumento y concede mayor protagonismo a tu personaje.


COMUNIDAD. No caminas solo. Tú felicidad también se encuentra en la de los demás. Lo que das, recibes. Ayuda con generosidad.

 


¿Buscas Trabajo?

Encuentra el trabajo ideal para ti


Artc. de RR. HH., anteriores:


No solo importa el objetivo, también importa el Camino?

Entrevista por Compentencias

¿Saber qué te ata es suficiente para querer cambiar? El cuento del elefante encadenado?

La influencia de la edad sobre la vida profesional: cuatro consejos y una técnica infalible

Coaching personal: Si no te gusta algo, cámbialo

Necesidades y emociones que se experimenta al estar desempleado ¿Por qué es tan difícil?

La Nueva "Cultura General"

El Talento no es un Trofeo

Cuando te dicen sí, No preguntas ¿Por qué?

Desarticulemos juntos esta red





La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta