Nuevas revelaciones sobre un escándalo europeo

Nuevas revelaciones sobre un escándalo europeo

Fuente:Rebelion ,09/01/2018 07:18 am

Por Rebelión
 

El Parlamento Europeo se prepara para votar el próximo 16 de enero sobre si restaurar la prohibición de la pesca eléctrica, de 1998, o si seguir autorizando su desarrollo en toda Europa. Un grupo de ONGs y organizaciones de pescadores

BLOOM, End Ecocide on Earth, the Irish Wildlife Trust, Blue Marine Foundation, the Black Fish, Notre Affaire à Tous, Low Impact Fishers of Europe (LIFE), Gillnet Fishers of the North of France, Thanet Fishermen, Queenbourgh Fishermen, Leigh and Southend Fishermen, Mersea Island Fishermen, Lowestoft Fish Market Alliance, Irish Islands Marine Resource Organisation (IIMRO), Plateforme Petite Pêche Artisanale Française y Fishermen United han enviado conjuntamente una carta a la Comisión Europea que revela un documento comprometedor que cuestiona la moralidad de la propuesta que hizo en 2006 de suspender la prohibición de la pesca eléctrica. [1] La carta también revela que las recomendaciones científicas hechas a la Comisión se ignoraron descaradamente y solicita a la Comisión Europea la retirada inmediata de todas las provisiones relacionadas con la pesca eléctrica de su propuesta legislativa sobre el Reglamento de Medidas Técnicas [2] , que está a punto de ser votada en el Parlamento Europeo.

La pesca eléctrica consiste en equipar las enormes redes de pesca de arrastre con electrodos. Al pasarlas por los fondos marinos, estas redes emiten golpes de corriente eléctrica al sedimento, causando convulsiones musculares en los organismos marinos y forzándolos a salir del sedimento para poder capturarlos más fácilmente en la red. Este método de pesca indiscriminada permite a la industria pescar más peces con menos esfuerzo, además de ahorrar combustible, provocando sin embargo impactos muy serios de destrucción de la vida y el medio ambiente marinos. Es muy perjudicial también para los pequeños pescadores artesanales.

En diciembre de 2006, la Comisión Europea propuso la concesión de derogaciones que permitían a los estados Miembros practicar la pesca eléctrica, a pesar de la prohibición, de 1998, del uso de métodos destructivos de pesca, como la pesca con explosivos, veneno o con corriente eléctrica. El Consejo de la UE adoptó inmediatamente esta propuesta de la Comisión. [3] El Reglamento resultante[4] justificaba esta decisión refiriéndose a una supuesta recomendación científica favorable. [5] En este caso, dicha justificación científica era de particular importancia ya que las instituciones Europeas se estaban preparando para imponer la supresión total de la prohibición. En la mayor parte del mundo, incluido China, se reconoce la pesca eléctrica como una técnica de pesca destructiva y la han prohibido.

Sin ninguna referencia precisa, ha sido casi imposible localizar la recomendación científica en miles de páginas de informes, pero BLOOM ha conseguido encontrarla: un Documento de Trabajo del Equipo de la Comisión del 6-10 noviembre de 2006. [6] Contrariamente a lo indicado en el Reglamento Europeo de diciembre de 2006, que consideraba que la “pesca de arrastre con pulsos eléctricos debería permitirse”, la recomendación científica de un mes anterior alertaba de “una serie de cuestiones que debían resolverse antes de conceder cualquier derogación”. [7] De esta forma, no sólo el órgano científico de la Comisión Europea nunca aprobó dichas derogaciones, sino que incluso recomendaba explícitamente a la Comisión no conceder ninguna . Bajo la presión de los lobbies de la pesca Holandesa, la Comisión europea decidió, además de ignorar su propio comité de expertos, reivindicar un apoyo científico falso a la decisión de revocar la prohibición de la pesca eléctrica.

Este paso, así como la posterior decisión del Consejo de avalar la propuesta de la Comisión conforman un escándalo y una violación directa del Código de Conducta de los Comisarios [8] , que establece que: “Los Miembros de la Comisión deben verdaderamente cumplir con sus deberes en el interés general de la Unión, sin buscar ni recibir instrucciones de ningún gobierno ni de ningún organismo”. Es ya irrelevante si fue el Comisario o si fueron los servicios de la Comisión los responsables de esta y las subsecuentes propuestas de conceder derogaciones: ahora la Comisión debe actuar rápidamente y arreglar los problemas que ha creado.

Impactos socioeconómicos y medioambientales desastrosos

Esta sospechosa decisión de 2006 ha acarreado serias consecuencias tanto para los ecosistemas marinos como para los humanos. No sólo el fondo marino se ha visto impactado por enormes redes industriales sino que los organismos marinos están siendo brutalizados – la electrocución causa fracturas de columna, hematomas y quemaduras. Los pequeños pescadores artesanales son victimas directas del arrastre eléctrico. La plataforma de pescadores artesanales “LIFE” (Low Impact Fisheries of Europe) ha recopilado testimonios de pescadores sobre el estado del medio ambiente marino después del paso de las redes eléctricas. En el Norte de Francia, los pescadores de red de enmalle saben bien que el voto del 16 de enero afectará la supervivencia de muchos de sus pequeños negocios de pesca. A pesar de que ellos no descartan más del 6% del pescado que capturan [9] , se están viendo perjudicados por las instituciones Europeas que, contrariamente a todos los objetivos de la Política Pesquera Común, están promoviendo el arrastre eléctrico aún cuando éste genera 10 veces más descartes (50-70%). [10]

Pero esto no es todo.

Un escándalo político y financiero

La decisión de 2006 de la Comisión y del Consejo también ha conllevado serias implicaciones financieras. Al concederle el estatus de “experimental” [11] e “innovador” [12] a este método de pesca destructivo y hasta entonces prohibido, los lobbies industriales Holandeses han podido reclamar millones de euros de dinero público para equipar su flota de arrastre con electrodos. Un sencillo cambio semántico que ha permitido que un flujo de financiación pública sostenga uno de los métodos de pesca menos sostenibles.

Faltan unas piezas claves

Actualmente no se puede percibir bien la amplitud del escándalo financiero porque Holanda no tiene publicado sus archivos de subvenciones públicas concedidas entre 2007 y 2015, [13] haciendo imposible calcular el total de las subvenciones dirigidas a la pesca eléctrica desde que se introdujeron las derogaciones. Sin embargo, BLOOM ha conseguido estimar la cantidad de subvenciones asignadas desde agosto del 2015. En tan sólo dos años, se han concedido por lo menos 5,7 millones de euros de dinero público para el desarrollo de la flota industrial de pesca eléctrica en Holanda, de los cuales 3,8 millones han provenido de fondos Europeos (67% del total). [14] Estas subvenciones públicas han sido concedidas bajo las denominaciones de “investigación”, “innovación” y “mejores prácticas”.

También falta una respuesta de la Comisión Europea a la queja depositada por BLOOM contra Holanda sobre la asignación ilegal de licencias por las autoridades holandesas (más numerosas que el límite reglamentario permitido). ¿Cómo se supone que los Miembros del Parlamento Europeo pueden decidir sobre un expediente cuando las instituciones Europeas no han divulgado algunos de sus elementos más cruciales?

En todos los aspectos, la pesca eléctrica es una vergüenza para Europa.

Los pescadores y las ONG llaman a una acción inmediata

Sobre la base de estas revelaciones, las organizaciones firmantes de este comunicado han enviado una carta formal a la Comisión Europea acusando la decisión de diciembre de 2006 de suspender la prohibición de la pesca eléctrica en Europa de ser “arbitraria, perjudicial e ilegítima”. Solicitan a la Comisión Europea la suspensión inmediata de todas las provisiones relativas a la pesca de ‘impulso’ eléctrico de su propuesta legislativa de Regulación sobre “Medidas Técnicas”, que iba dirigida al Parlamento Europeo y al Consejo.

La Comisión de hoy no tiene porqué mantener una posición del pasado que es inaceptable e inmoral. La retirada de todas las referencias a la pesca eléctrica en su propuesta legislativa es la única forma para la credibilidad de las instituciones Europeas y para poner en práctica los objetivos de la Política Pesquera Común y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU a los que la UE adscribió.

La Comisión Europea tiene el deber de arreglar el problema que inició.

El 10 de enero de 2018 , BLOOM coorganiza un evento en el Parlamento Europeo “Pesca Eléctrica: La Excepción Europea”.

Conferencia de prensa: 9-9.30 (News Room ASP “Anna Politkovskaya”)

Actuación “Artivista” sorpresa: 9.45 am en frente del Forum Bar del 3er piso (Altiero Spinelli Building)

Conferencia con partes implicadas: 10-12.30 (Room ASP 01G3)

PRESIDENTE BIRMANO PROPONE UNA CONSTITUCIÓN MÁS JUSTA PARA LAS MINORÍA






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta