Otra mancha en era de Gándara



Editorial / Opinión

Otra mancha en era de Gándara

Dos comisarios relacionados con el robo de $5 millones ocurrido en 2000 asesoraron al primer Viceministro y al Director de la PNC del ex Ministro.

Los guatemaltecos deben saber si los nombramientos en la PNC fueron producto de una simple ineptitud o una estrategia para delinquir.

La destitución de la cúpula de la Policía Nacional Civil (PNC), por sus presuntos vínculos en el robo de 117 kilos de cocaína (ocurrido el 7 de agosto pasado), nombrada durante la gestión de Salvador Gándara como ministro de Gobernación, puso en evidencia el irresponsable y sospechoso criterio que tuvo el ahora alcalde de Villa Nueva para designar a algunos de sus más cercanos colaboradores.

Como tristemente se recuerda, tras el retiro de Gándara de Gobernación, las nuevas autoridades de ese despacho emprendieron una purga que terminó con el retiro deshonroso de altos mandos policiales, a quienes se les relaciona con el robo de cocaína, hecho ocurrido en el bulevar Las Bugambilias.

Estas destituciones se conocieron el 7 de agosto pasado, pero el 28 de ese mes, el entonces director policial, Porfirio Pérez Paniagua, es capturado, procesado y encarcelado por otro caso: la apropiación de $300 mil incautados al crimen organizado. El hecho ilícito lo habría cometido el 10 de junio de 2009, cuando no cumplía ni una semana como Director.

Ahora, Siglo Veintiuno informa que dos agentes relacionados con un asombroso robo de $5 millones ocurrido en el año 2000, asesoraron a Roberto Solórzano, quien fungía como primer Viceministro de Gándara, y a Pérez Paniagua. Uno de estos consejeros está prófugo por su supuesta relación con el robo de los $300 mil.

De momento, el Ministerio Público (MP) no ha vinculado a Gándara con ninguno de los actos ilícitos por los cuales se persigue a sus ex colaboradores; sin embargo, el alcalde afronta un proceso de antejuicio por el lavado de Q1.7 millones pertenecientes a la comuna que ha dirigido durante tres períodos consecutivos.

Pero si este controvertido político no tuviera suficiente con sus desatinados nombramientos en la PNC, la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) reveló que cuando se desempeñó como Ministro presentó un testigo falso para culpar a dirigentes del Partido Patriota (PP) del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, caso que, ahora se sabe, fue un suicidio.

Con estos antecedentes, es prudente que el MP se apresure a esclarecer las responsabilidades penales que Gándara pudo haber cometido en el ejercicio del poder, en especial, por las dudas que pesan sobre la honorabilidad del alcalde. Más temprano que tarde, los guatemaltecos deben saber si los nombramientos en la PNC fueron producto de una simple ineptitud o consecuencia de una estrategia para delinquir con impunidad, usando, irónicamente, la estructura de la entidad llamada a combatir la delincuencia.


Entérese del reportaje de Siglo XXI Ligados en narcodólares llegaron a gestión de Gándara
 



Anúnciese en Transdoc


Enviar a un amigo



X
Para:
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregrar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 
X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta