Desde Davos, durante el segundo día de trabajos



03:22 p.m.
Fuente: El País

*El primer ministro turco abandona Davos indignado con las palabras de Peres

El presidente de Israel alzó la voz para justificar los ataques de Israel sobre Gaza y culpar a Hamas.- Erdogan ha abandonado la sala, en la que también se encontraba el secretario general de la ONU

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha protagonizado un incidente en Davos al abandonar una sesión sobre Gaza en la que participaba también el presidente israelí, Simon Peres. Al final de un largo y encendido discurso de Peres en el que cargó contra Hamás y aseguró que el único objetivo de Israel es "la paz", Erdogan pidió la palabra pero tras apenas unos minutos el moderador cerró al sesión, sin darle la oportunidad de rebatir al israelí.

En una rueda de prensa posterior en la que sólo ha admitido dos preguntas, Erdogan ha dicho que Peres mentía acerca de la guerra de Gaza, pero atacó directamente al moderador -"no se puede discutir nada seriamente si Peres habla 25 minutos y yo 12", dijo-, a quien acusó de provocar su reacción. "A Peres lo respeto por su edad", explicó durante la multitudinaria comparecencia ante los medios.

En presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y de la representante del presidente estadounidense Barack Obama en Davos, Valerie Jarrett, el primer ministro turco tuvo entonces un forcejeo con el moderador, el columnista del Washington Post David Ignatius, y acabó abandonando la sala. "No volveré a Davos", clamó Erdogan. "Cuando es cuestión de vidas suceden cosas así", cerró para justificar la tensión el fundador del foro, Klaus Schwab. El político turco protagonizó minutos más tarde una improvisada rueda de prensa en la que rebatió a Peres y explicó su enfado durante la sesión.

Precisamente Gaza ha sido uno de los temas ajenos a la economía que más tiempo ha ocupado hasta ahora en Davos y ayer, Ban Ki-moon pidió una partida millonaria para reconstruir la Franja.

01:33 p.m.
Fuente: Swissinfo

*La globalización mundial no admite el "divorcio": Clinton

Desde Davos, durante el segundo día de trabajos del Foro Económico Mundial (WEF), el ex presidente estadounidense asegura que la reactivación del crédito será la clave para la recuperación de la economía mundial.

Ana Botín, Tony Blair y Kofi Annan exhortaron, por su parte, a los líderes gubernamentales, empresariales y civiles, a aprender de los errores y comprometerse a todos los niveles.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), celebrado cada año en Davos, Suiza, es un inmenso puzzle en el que son bienvenidos toda clase de temas.

Este 2009, en su edición número 39, la segunda jornada de trabajos (29.01) dio cabida a alrededor de 70 mesas de trabajo, 80 almuerzos, 45 cenas, 15 conferencias de prensa y un sinfín de encuentros bilaterales.

Convergencia digital, energías "verdes", proliferación del cáncer, Pakistán, los misterios del dólar y el futuro de América Latina convivieron en los pasillos del Centro de Convenciones de Davos.

Las dos palabras recurrentes fueron "crisis" y "recesión", y el reto hablar de ambos problemas, pero también de soluciones y caminos que reiniciar un crecimiento vigoroso de la economía mundial.

Sin marcha atrás
William Clinton, presidente de la fundación que lleva su nombre y Presidente de los Estados Unidos entre 1993 y 2001, acudió un año más al resort aplino de Davos a hablar sobre los problemas del mundo.

Más canoso, pero también más relajado que en otros tiempos, durante una charla sostenida con Klaus Schwab, presidente del WEF, el estadista aseguró que Barak Obama necesita confianza, pero también tiempo y paciencia para demostrarle al mundo lo que puede hacer.

La globalización, señores, es una unión en la que no existe el divorcio. El mundo tendió lazos que son indisolubles y que explican que una crisis que se originó en Estados Unidos a raíz de los créditos hipotecarios pueda dejar sin trabajo a millares de obreros en las fábricas chinas, refirió.

Para contrarrestar la crisis que hoy observa el mundo, dijo, la inversión pública jugará un papel clave porque tiene un efecto multiplicador de bienestar sobre la economía. Hay que invertir en infraestructura carretera, ferroviaria, en proyectos que generen trabajo y derrama de recursos.

Pero no puede esperarse que los gobiernos lo resuelvan todo, dijo. El descalabro que vive el mundo es importante, pero eso no significa que la libre empresa no deba continuar, afirmó.

Deben restablecerse los créditos porque éste será el gran motor que reactive a la economía mundial. Los gobiernos no pueden ser los únicos protagonistas de la recuperación.

Liderazgo e información
La presencia más destacada de España en el segundo día de trabajos del WEF fue la de Ana Patricia Botín, presidenta del banco Banesto. Parafraseó a Shakespeare cuando afirmó que "hay quien nace líder, hay quien alcanza el liderazgo a fuerza de trabajo y hay otros a quienes la grandeza y el liderazgo los alcanza".

Al participar en la mesa redonda "Crisis, comunidad y liderazgo", afirmó que éstos son tiempos difíciles para los banqueros, pero que justamente cuando el panorama es oscuro, los líderes tienen que trabajar el doble y comprometerse como nunca consigo mismos, con sus empresas, con los valores que enarbolan, con su clientela, empleados y productos.

Cometer errores, refirió, es parte del riesgo implícito en el liderazgo porque los responsables de las empresas deben tomar decisiones complejas aún cuando no siempre poseen toda la información sobre un tema, coyuntura o circunstancia.

Y en la etapa actual, afirmó Botín, confianza y compromiso serán claves para salir adelante.

Nadie es perfecto
Tony Blair, miembro del consejo directivo del WEF y Primer Ministro de la Gran Bretaña entre 1997 y 2007, se sumergió a desentrañar el laberinto de "Los valores detrás del capitalismo".

En materia económica, la auto-regulación y la supervisión son dos valores fundamentales. Las políticas y los estrategas perfectos no existen, es importante trabajar duro, dialogar, cooperar con otros e intentar que las decisiones gubernamentales y los negocios privados se dirijan al bien común, pero cometer errores es humano, citó.

Y es fundamental, agregó, aprender de las fallas cometidas. Es verdad que en esta crisis, quizás parte del problema fue que se confío de más (en que los bancos podían auto-supervisarse y que el nivel de riesgos que asumían era manejable), pero si ponemos las cosas en un justo contexto, es fácil culpar a los líderes, banqueros y a los reguladores, pero la realidad es que nadie vio venir un problema de esta naturaleza.

Ahora, tenemos que pensar distinto. Es tiempo de invertir en proyecto que garanticen bienestar futuro, y las energías renovables deben ser una prioridad.

"El proteccionismo no es la solución", agregó.

Por su parte, Kofi Annan, Secretario de las Naciones Unidas entre 1997 y 2006, y también miembro del consejo directivo del WEF, se sumó al discurso de Blair y agregó que trabajar en contrarrestar el cambio climático es una tarea inaplazable.

Las ideas vertidas este jueves han dado la vuelta al mundo. Si se transformarán en acciones, no está claro, que ya lo dijeron los líderes de la jornada: en este mundo, nadie es infalible.

Fuente: BBC

*El dedo acusador de China y Rusia

Los líderes de Rusia y china culparon a la codicia de las instituciones financieras y consumidores del llamado mundo occidental de causar la crisis económica mundial.

Durante sus intervenciones en el Foro Económico Mundial que se realiza en Davos, Suiza, tanto el primer ministro ruso, Vladimir Putin, como su homólogo chino, Wen Jiabao, expusieron sus críticas y soluciones ante una atenta audencia de banqueros y políticos cabizbajos.

La enviada especial de la BBC a Davos, Bridget Kendall, informó que ambos líderes admitieron que "la crisis ha golpeado fuerte en sus países, pero que se encontraban en buena posición para contener lo que Putin describió como una "'tormenta perfecta' de proporciones históricas".

Por su parte, Wen Jiabao dijo que los motivos que hay detrás de la crisis son "las políticas inapropiadas de macro economía en algunos países, caracterizadas por intereses bajos para el ahorro y altos para el consumo".

Ambiente sombrío
Los reclamos de Rusia y China complementan el ambiente sombrío que rodea esta edición en Davos.

El editor en temas económicos de la BBC, Tim Weber, describió las primeras sesiones de pesimistas y si bien el evento anual "continúa atrayendo a algunas de las personas más poderosas del mundo, la actitud ha cambiado dramáticamente".

Líderes de Occidente admitieron abiertamente que se habían dejado llevar por el instinto de rebaño y la negativa a escuchar verdades molestas.

Empresas que tradicionalmente asistían a Davos han desaparecido por la crisis, mientras que otras fueron rescatadas o nacionalizadas por sus gobiernos. Como resultado, la agenda de esta edición tiene a menos banqueros y más políticos, que también se centrarán en temas económicos.

De hecho, una encuesta realizada por PricewaterhouseCoopers sugiere que la confianza entre los altos ejecutivos del mundo financiero se ha derrumbado en los últimos meses.

"Tenemos que enfrentarnos al hecho de que la recuperación, cuando se produzca, será anémica", comentó Stephen Roach, jefe de Morgan Stanley de Asia.

El peligro del dólar
Vladimir Putin recordó durante su intervención que, hace un año, Estados Unidos insistía que su economía estaba "básicamente" sana, y ahora su banca de inversión ha prácticamente dejado de existir.

El primer ministro de Rusia advirtió además sobre el peligro de que el mundo cuente demasiado con el dólar como su moneda de reserva. "Debería ser necesario fomentar un proceso objetivo para la aparición en el futuro de varias monedas regionales y fuertes".

Putin también hizo un llamado para que regrese el "balance" en los precios energéticos, así como la creación de un nuevo marco legal internacional para la seguridad energética.

11:30 a.m.
Fuente: CNN en Español

*Davos alerta por el proteccionismo

El jefe de JP Morgan criticó a los gobiernos por especular con el tema de la nacionalización; autoridades de la India criticaron el uso de medidas para acotar al libre comercio.

Los funcionarios de gobierno y líderes empresariales destacaron el jueves un nuevo problema para la economía mundial, con una advertencia del ministro de Comercio de India sobre el proteccionismo, mientras que la OPEP dijo estar determinada a elevar el precio del petróleo.

Un día después de que los líderes chinos y rusos dijeran ante el Foro Económico Mundial en este centro de esquí alpino que un consumo desbordado y basado en deudas era el culpable de la crisis financiera global, el responsable de JP Morgan criticó a los gobiernos.

"JP Morgan estaría muy bien si dejáramos de hablar de la maldita nacionalización de los bancos", dijo Jamie Dimon a los delegados.

En el centro alpino no se ven muchos ejecutivos de bancos, un sector golpeado por la crisis, pero los funcionarios de los gobiernos sí estarán trabajando detrás de bambalinas para arreglar el sistema financiero antes de una cumbre del Grupo de los 20 países desarrollados y en vías de desarrollo que se realizará en abril, y de una cumbre del G8 en julio.

Dimon reconoció que los banqueros habían hecho "algunas cosas realmente estúpidas" en la crisis, que muchos analistas relacionan con préstamos malos de alto riesgo concedidos por los bancos estadounidenses, que a su vez condujeron a un congelamiento del crédito, pero también criticó a funcionarios y reguladores.

"Aún no he visto que se junte a toda la gente indicada en una sala, cierren la maldita puerta y salgan con una solución", sostuvo.

El secretario general de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo Abdullah al-Badri dijo que el grupo no dudaría en actuar si el precio del petróleo continuaba bajo.

La OPEP se reúne en marzo y Badri dijo que aún estaba vigilando el impacto de los recortes por un total de 4.2 millones de barriles por día. Pero si el precio continuaba bajo, actuaría de nuevo, sostuvo.

"La OPEP no vacilará (...) seguimos analizando", sostuvo.

Los precios del petróleo se encuentran en alrededor de 40 dólares por barril pero Badri dijo que incluso 50 dólares sería bajo, y el presidente ejecutivo de BP Tony Hayward dijo que un precio de entre 60 y 80 dólares por barril era apropiado. "Eso parece ser lo que uno necesitaría para conseguir inversiones", dijo Hayward.

Los inversores son cada vez más temerosos de las políticas proteccionistas como respuesta a la peor crisis económica global en 80 años.

"En algunas partes hay sonidos de proteccionismo, en algunas partes es real", dijo el ministro indio de Comercio Kamal Nath a Reuters. "En el mundo occidental estamos viendo un mayor uso de medidas antidumping (contra competencia desleal de precios), en Europa se están usando barreras no arancelarias".

"Si hay medidas proteccionistas, India se verá obligada a tomar también medidas adecuadas contra aquellos países, lo que no será bueno para nadie", sostuvo.

La profundización de la crisis, y la incapacidad de completar la prolongada ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio, han generado temores de que los países bloqueen las exportaciones de sus socios para proteger el empleo doméstico.

Tal proteccionismo, si conduce a una serie de represalias, intensificaría la crisis, como ocurrió en la Gran Depresión de la década de 1930, según temen algunos analistas.

Además, aprovechó la oportunidad para desearle "éxito" al nuevo equipo del presidente estadounidense Barack Obama y declaró que espera que exista una cooperación constructiva entre Washington y Moscú.

 



Anúnciese en Transdoc


Enviar a un amigo



X
Para:
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregrar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 
X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta