Economía global repuntaría en 2010




01:15 p.m.
Fuente: Europa Press

*Trichet apuesta por una "significativa" recuperación en 2010

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, auguró hoy un mayor debilitamiento de la economía en el presente curso, aunque pronosticó que 2010 será el año en el que se produzca una "significativa recuperación".

En el transcurso de una conferencia de banca celebrada por los gobernadores de los bancos centrales del G-10 en Basilea bajo el auspicio del Banco Internacional de Pagos (BIS), Trichet aseguró que los banqueros no habían discutido la necesidad de adoptar nuevas medidas coordinadas y subrayó la necesidad de restaurar la confianza.

"La economía global bajará de manera considerable en 2009 y los países industrializados registrarán cifras de crecimiento negativas", dijo el máximo responsable de política monetaria de la eurozona, quien, no obstante, mostró su confianza en que "2010 debería ser el año de una recuperación significativa".

El presidente del BCE, que también actúa como presidente del G-10, destacó que las acciones adoptadas por los diferentes bancos centrales, así como por los gobiernos, evitaron el desplome de los mercados, aunque reiteró que los partícipes del mercado aún no habían trasladado a la economía el efecto completo de estas acciones.

Entre los presentes a la reunión de Basilea se encontraban el presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben S. Bernanke, así como el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa.

El banquero francés no realizó ninguna declaración respecto a la postura del BCE de cara a su reunión de este jueves para discutir la política monetaria en la zona euro.

En este sentido, el mercado descuenta una reducción de al menos medio punto en los tipos de interés, que situarían la tasa en el 2%, después de los drásticos recortes adoptados por sus homólogos de EEUU, donde los tipos están prácticamente en el 0%, mientras que el Banco de Inglaterra redujo la semana pasada la tasa hasta el 1,5%.

10:31 a.m.
Fuente: América Economía

*Economía global repuntaría en 2010

Banqueros centrales reunidos en un encuentro del Banco Internacional de Pagos, en Basilea, coincidieron que en dos años comenzará el alza del sistema financiero.

Los funcionarios de política económica, enfrentados al creciente desempleo, preparaban el lunes medidas para aliviar el problema, pero las autoridades de los mayores bancos centrales del mundo dijeron que las grandes economías se contraerán este año, aunque luego se recuperarán.

Con Alemania dando los toques finales a un nuevo plan de estímulo, los británicos luchando por preservar los empleos y el próximo presidente de Estados Unidos reformulando los planes de rescate, los banqueros centrales en el Banco Internacional de Pagos dijeron que debería haber cierta recuperación en el 2010.

"La economía global se desacelerará significativamente en el 2009, con cifras negativas en las economías industrializadas", dijo el jefe del Banco Central Europeo (BCE) Jean-Claude Trichet, quien presidió las discusiones sobre la economía mundial en un encuentro del Banco Internacional de Pagos.

Durante el encuentro, "también se destacó que el 2010 debe ser el año de la recuperación. Esa fue una de las conclusiones que podemos sacar de esto", afirmó Trichet.

El indicador adelantado de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico para el Grupo de los Siete países más desarrollados bajó a 93,3 en noviembre, apuntando a una "profunda desaceleración" en los Estados del G7 y en las mayores economías no miembros de la OCDE, particularmente China, India y Rusia.

Cifras europeas desalentadoras han generado expectativas de que el BCE recortará las tasas de interés en medio punto para llevarlas al 2 por ciento esta semana, en lo que sería una baja récord.

Los políticos alemanes se reunieron este lunes para coordinar la aprobación de un nuevo plan de estímulo económico, después que la Oficina Federal del Trabajo dijo que el desempleo podría incrementarse en un millón de personas este año para llegar a unos cuatro millones y llevar la tasa de desempleo por encima del 9 por ciento.

La coalición de Gobierno de la canciller alemana Angela Merkel ha dicho que podría alcanzarse un acuerdo sobre un plan de estímulo valorado en 50.000 millones de euros (67.000 millones de euros) en un periodo de dos años, destinado a la inversión en servicios públicos, recortes impositivos y más ayuda económica.

Datos de Estados Unidos mostraron el viernes que más de medio millón de personas perdieron sus empleos en diciembre, convirtiendo al 2008 en el peor año para el sector desde la Segunda Guerra Mundial.

Un sondeo de Australia y de la Corporación Bancaria de Nueva Zelanda mostró el lunes que el número de ofertas de empleo en Australia cayó en diciembre a niveles de recesión.

Y en Gran Bretaña, donde el número de personas que solicitó el beneficio del seguro de desempleo trepó en noviembre al nivel más alto en 17 años, el primer ministro Gordon Brown se comprometió a gastar 500 millones de libras (754 millones de dólares) para evitar que la espiral del desempleo se salga de control.

"Estamos analizando todas las opciones posibles", sostuvo ante un encuentro de líderes industriales en Londres.

El Gobierno dará a las compañías hasta 2.500 libras (3.767 dólares) por cada nuevo contratado que haya estado desempleado por más de seis meses. El dinero es parte del paquete de estímulo fiscal del Gobierno de 20.000 millones de libras anunciado en noviembre.

Brown dijo también que Gran Bretaña lanzará esta semana medidas para incrementar el préstamo bancario.

Cambios en paisaje bancario. El flujo de noticias malas golpeó a las acciones del Asia Pacífico fuera de Japón, con una baja del 2,7 por ciento el lunes. El índice líder de acciones europeas perdió 1,1 por ciento.

"Las cifras de las nóminas de Estados Unidos fueron bastante espantosas y ayudaron a destacar los temores de que el mercado laboral estadounidense experimenta un severo deterioro", dijo el economista de monedas de BTM-UFJ Lee Hardman.

En una señal de los cambios que registra el paisaje bancario, el Estado británico tomará una participación del 43,4 por ciento en la entidad combinada Lloyds TSB-HBOS, después que los bancos rechazaran emitir acciones, dejando al Gobierno con la obligación de proveer casi todos los 17.000 millones de libras que se necesitaban para reconstruir el capital.

En Nueva York, Citigroup avanzó hacia un acuerdo para unir su negocio Smith Barney con las operaciones de correduría de Morgan Stanley, según fuentes cercanas a la operación.

La fusión crearía la mayor correduría minorista del mundo y marcaría un paso importante en el desmantelamiento del que fuera el mayor grupo global de servicios financieros.

Ajustes de Obama. El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió el domingo a reestructurar un plan de rescate financiero para evitar que más familias pierdan sus viviendas ante la ejecución del crédito hipotecario, mientras consideraba si pide al Congreso los restantes 350.000 millones de dólares del programa de rescate de 700.000 millones.

Los asesores económicos de Obama, Larry Summers y Jason Furman, sostenían reuniones privadas, no sólo para discutir los fondos del plan rescate sino también la propuesta de un nuevo programa de estímulo de 775.000 millones de dólares que Obama dice es necesario para sacar a Estados Unidos de la recesión.

Para más información internacional
clic aquí
 



Anúnciese en Transdoc


Enviar a un amigo



X
Para:
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregrar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 
X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta