El Parlamento suizo inició debate



10:36 a.m.
Fuente: Swissinfo

*Plan de rescate financiero, ante el escrutinio político

El Parlamento suizo ha iniciado el debate sobre el paquete gubernamental de salvamento para el sistema financiero, encabezado por el plan para el banco UBS.

Diversos partidos políticos avalan la inyección de 6.000 millones de francos por parte del banco central y el crédito de 60.000 millones del gobierno, pero condicionan el rescate a la aplicación de reformas en la banca.

Sin embargo, el margen de maniobra del Parlamento es especialmente estrecho. De hecho, se espera una aprobación de mero trámite para al anuncio que hizo el gobierno en octubre.

Los debates especiales, que estarán escalonadas durante las próximas dos semanas tanto en la cámara alta (Consejo de los Estados) como en la baja (Consejo Nacional), serán, no obstante, una valiosa oportunidad para que los políticos hablen sobre el impacto de la crisis económica mundial en Suiza y subrayen los errores que cometieron los bancos.

Las posiciones están divididas.
El Partido Socialista (PS) considera el plan de rescate como irresponsable y propone un esquema alternativo semejante al salvamento financiero británico.

"El Estado tiene que aumentar su participación en el capital del UBS. De lo contrario, los contribuyentes serán cargados con pérdidas, pero no compartirán los posibles beneficios", afirma Christian Levrat, presidente del PS.

Su grupo, que es la segunda fuerza política más importante del Parlamento, demanda también que se reduzcan los salarios de los directivos bancarios, sus enormes bonos anuales, y pide que se reembolsen los pagos que fueron realizados a los banqueros responsables del presente desastre.

El partido de los Verdes, se suma a los socialistas al criticar al gobierno por 'esquivar' al Legislativo y no pedir su respaldo cuando los créditos fueron aprobados hace casi dos meses.
"No estamos dispuestos a aprobar así sin más el paquete financiero, ya que va contra los principios democráticos del país haber eludido al Parlamento", expresó este partido en un comunicado oficial.

Condiciones
En el otro lado del espectro político, la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista) apoya los principios del plan.

"Si bien la intervención del Estado en el mercado no es deseable, las medidas emergentes propuestas eran necesarias para apuntalar al sistema financiero y, con ello, a la economía suiza íntegra".

La número uno de las cuatro principales formaciones políticas de Suiza afirma que, a cambio, buscará fortalecer los derechos de los accionistas, aumentar la protección de las cuentas de los clientes, y aplicar medidas que dejen fuera a los acreedores extranjeros de cualquier rescate financiero.

Los dos partidos de centro-derecha han defendido el plan del gobierno.

"Sería irresponsable rechazar el paquete, poniendo en riesgo decenas de miles de empleos y a las PYMES", afirmó el Partido Radical (derecha liberal). Este paquete permitirá al UBS mirar hacia delante y recuperar la confianza de los clientes, añadió a través de un comunicado.

El Partido Demócrata Cristiano (PDC) afirmó que el UBS ya está haciendo su parte al aplicar reformas internas que permiten mejorar y arrojar transparencia sobre su gestión.

Asimismo, hicieron un llamamiento al gobierno para diseñar un plan de estímulo económico destinado al transporte público y privado

Un papel crucial
En su momento, el gobierno argumentó que el paquete de rescate que diseñó para el sistema financiero era vital para estabilizar la economía nacional ya que, juntos, UBS y Credit Suisse concentran el 35% del mercado doméstico del crédito.

"Los hogares y las empresas dejarían de tener acceso a efectivos y no podrían realizar inversiones si uno de los principales bancos suizos deja de ser operacional", agregó en su momento.

El gobierno está convencido de que la creación de un fondo especial –financiado por un crédito del Banco Nacional Suizo (BNS) que podría alcanzar hasta 60.000 millones de francos suizos- es un paso prometedor. Y es que esto permitirá a las autoridades federales vender posteriormente estos créditos malos cuando el mercado se haya recuperado.

Sin embargo, muchos expertos desestiman la estrategia por considerarla poco convincente.

Volker Grossman, profesor de Economía en la Universidad de Friburgo, afirma que es poco probable que el valor de estos activos ilíquidos –créditos 'tóxicos' ligados a los 'subprime'- aumente en el futuro.

"El público en general será el que se lleve la carga en sus hombros", declaró Grossmann al diario 'Tages Anzeiger', de Zúrich.

En la misma línea, Rudolf Strahm, economista y ex ombudsman de los precios, describió plan de rescate helvético como "mal concebido".

En una entrevista concedida a la radio pública hizo un llamamiento para aumentar la protección de las cuentas bancarias de los clientes y exhortó a exigir mayores requerimientos de capital a los bancos.

Actualmente, está en ciernes una reforma integral a la legislación bancaria suiza. Y una de las iniciativas que la componen será aprobada en estos días por el Parlamento. Consiste en aumentar de 30.000 a 100.000 francos suizos el monto de las cuentas 100% protegidas en caso de quiebra bancaria

Para más información internacional clic aquí
 



Anúnciese en Transdoc


Enviar a un amigo



X
Para:
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregrar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 
X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta