Despertar al insomnio

Despertar al insomnio

Fuente:Zócalo,26/09/2017 09:11 am

Por Dalia Reyes

Con el descubrimiento del insomnio vino el gran despertar de la ciencia y la tecnología.

La primera vez que hubo vigilia en alguien, desobedeciendo la orden de la naturaleza sobre los ciclos cortos del desgaste y la recuperación, se cayó en la cuenta de que el mundo no se detenía con el sueño.

Me refiero al insomnio orgánico, ese que acostumbra poseer algún órgano interno inquieto, no al emocional provocado por la exagerada importancia que las personas concedemos a los problemas terrenales o al amor.

Así las cosas, el primer hombre con insomnio se dio cuenta de cómo se multiplicaban los animales de caza cuando caía la noche y bajaban a abrevar, a cazar y a ser cazados por otros depredadores irracionales.

Se descubrió con el desvelo la recurrencia del posicionamiento estelar y, por ende, el surgimiento de nuevas presencias en el universo. Así, Giordano Bruno, por ejemplo, jamás aceptó que sus viajes astrales hayan sido sueños, sino experiencias de sus vigilias a deshoras.

Luego, ya enviciada en los insomnios voluntarios, la raza humana observó con curiosidad y encontró la imperfección de los objetos celestes cuando descubrió los cráteres lunares. En consecuencia, ni todo era circular ni todo perfecto.

Metido luego a estudiarse asimismo, el insomnio descubrió en el sueño ajeno la vulnerabilidad del otro, como dijo el filósofo Hobbes: La vida del hombre es corta y bárbara, porque siempre habrá alguien con la certeza de que alguien tiene que dormir y entonces no podría defenderse.

Las vigilias planeadas e imprevistas dieron con la verdad detrás del mito: Los sonidos, las luces, las huellas, no era signos de seres deíficos o demoniacos, sino de entes naturales cuya existencia podría estar al servicio de la humanidad.

También los ronquidos, las formas de dormir ajenas, los riesgos mientras se duerme, el beneficio del silencio, la relatividad del tiempo, las obras de Shakespeare y un montón de otras de arte, en fin, todo eso nos ha heredado el insomnio.



Le puede interesar: 

LA NOCHE ES NOCHE

 

 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta