Póngale otra choca a la rocola

Póngale otra choca a la rocola

Fuente:Quique Godoy,28/06/2018 05:40 pm

Por Quique Godoy

Hay una canción de Joan Jett de los ochentas y relanzada por Britney Spears en 2001 que menciona esta frase en inglés; “Put another dime in the jukebox baby…” y si. Algo así es la #Pistocracia. O una frase similar, el que paga la marimba escoge las canciones.

Hace casi 10 años estoy con el tema de la necesidad indispensable de restringir y regular fuertemente el sistema de financiamiento electoral. El tema no es solo aportes anónimos o de fuente ilícita. El tema más profundo aún es que justamente, quién le mete la choca a la rocola decide (algunos quisiéramos decir decidía) quiénes van a algunos puestos clave. En algunos casos tiene que ver con formas de proteger su modelo de negocio; designando a quienes autorizan las medicinas que se pueden adquirir en el sistema de salud, cuánto y a quiénes, otros buscando incidir quién contrata el mantenimiento de carreteras o construcción de las mismas, algunos les ocupa certificaciones sanitarias, fitosanitarias o quién designa cuotas para algunos productos de importación y sus aranceles. Otros más se ocupan de puestos en MinGob o PNC para facilitar o proteger sus negocios y algunos más se ocupan por ubicar personal clave (hasta superintendentes han tenido) en la SAT. Si, la choca (o chocas) de la rocola han sido parte fundamental de este proceso.

Pero solo mencioné algunos casos vinculados a negocios (ya sea compra o venta de bienes, productos y servicios al estado a nivel nacional o local) pero para que el sistema funcionara también había que tener protección. Si, el tipo de protección que implica tener gente en el MP, en el Organismo Judicial y Dios no lo quiera en el sistema penitenciario. Controlar esa parte era por si te cachaban. Porque si, siguiendo con dichos populares; “Mientras no te cachen no hay clavo”, pero si te cachan hay que tener capturado el resto del sistema para generar y proteger la impunidad.

Justamente esto es lo que en principio debió venir a desbaratar la CICIG. Lo que en su acuerdo de creación se describen como CIACS o cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad. El segundo objetivo es fortalecer las instituciones locales que deben velar por esa persecución cuando ya podamos prescindir de una instancia como la CICIG. El problema es que esas mismas CIACS y sus satélites han lanzado una lucha a muerte (literalmente) contra la CICIG y cualquier reforma que las debilite o ponga en riesgo su sobrevivencia.

Pero regreso al punto fundamental de estas notas, no podemos seguir teniendo un sistema tipo rocola. Algunos creyeron que siempre serían los únicos con chocas suficientes para hacer que la rocola funcionara, pero como se los veníamos advirtiendo varios desde hace casi una década, ya no eran los que tenían más chocas para hacer funcionar la rocola. Hubo una ventana de oportunidad en la campaña 2011, justo cuando se acababa de modificar la ley para crear los delitos vinculados a financiamiento electoral. Justo cuando el TSE debía empezar a crear la institucionalidad para auditar, fiscalizar, regular y restringir el abuso en el sistema de financiamiento.

El problema de fondo no es solo financiamiento anónimo o de fuentes ilícitas. Es importantísimo, pero lo es también la transparencia de los aportes. Debiésemos prohibir que personas (individuales o jurídicas) que tienen contratos con el estado financien campañas. Debiese ser prohibido que personas que buscan beneficiarse con que determinada persona llegue a un cargo pueda financiar campañas o al menos debe ser 100% transparente e identificable hasta la persona específica. No puede haber ninguna duda quién financia y menos aún qué intereses representa. Este es el corazón y columna vertebral de la #Pistocracia.

¿Por qué es importante desarticular este sistema si llevamos décadas así y combatirlo ha deacelerado la economía? Pues la economía puede estar pasando por una transición de poder económico (compartiré un artículo que escribí hace 6 años al respecto) pero el fondo principal es que si no atendemos este primer tema no podemos entrarle a lo que el Foro Económico Mundial ha identificado como los pilares para la competitividad (si lo que hace que tengamos inversión en los países y salarios bajos e inventivos fiscales no aparecen allí). Los cuatro primeros pilares y lo que consideran básicos son; Instituciones fuertes y autónomas de poderes fácticos, Infraestructura, estabilidad macroeconómica (la única que cumplimos en un alto grado) e inversión en educación primaria y salud.

Sin un sistema liberado de la captura de la #Pistocracia no podemos tener instituciones fuertes y autónomas, no podemos tener inversión en infraestructura libre de corrupción y tampoco logramos invertir en la población más vulnerable del país en nutrición, salud y educación. Esto hace que tengamos en nuestras manos la mayor catástrofe del país entre los años 2025 y el 2040. Esa década es clave y fundamental pero los primeros pasos debieron haberse dado en los últimos 5 años.

Entre el 2025 y 2040 sucederán dos transiciones que son una extraordinaria oportunidad para el país o la catástrofe más grande que pudiera suceder. Vamos a llegar a tener un 75% de población viviendo en ciudades (si, muchos de ellos migrarán a las ciudades intermedias 10-12 de ellas regadas por todo el país o se seguirán yendo a Estados Unidos) y además llegaremos a tener la población económicamente activa más grande de nuestra historia (el bono demográfico). Hoy tenemos alrededor de 21-22 años de edad promedio y para el 2040 estaremos cerca de los 30 años. Esas cifras, 75% de población urbana y 30 años de edad promedio son las cifras de hoy en américa latina. Todos los demás países de américa latina han aprovechado (unos más y otros menos) ese proceso. México pasará por otro proceso así en el sur de su país (Chiapas, Quintana Roo, etc) y tendrá una segunda década de crecimiento fuerte y es por eso que desde hace 10 años cada año regresan más mexicano a su país que los que se van a Estados Unidos.

Si comprendemos ese proceso que pasaremos en los próximos 15-20 años no es así no más como podemos perder una o dos décadas más. Es indispensable comprender que esta es nuestra última oportunidad de construir un país donde quepamos todos y generemos las condiciones para un crecimiento sostenible, competitivo pero sobre todo… Incluyente. Así que si no ayuda por favor no estorbe. No insista.

Tomar las acciones adecuadas en los próximos 2-10 años hará la diferencia en lograr crecer a ritmo promedio de 6-7% anual y en algunos años estar entre 9-10% pero tomar las decisiones equivocadas no impedirá que crezcamos a ritmos cercanos a 5% pero ese será nuestro techo y habremos desaprovechado esta única oportunidad en la historia de cada país.

La lucha contra la corrupción no es un berrinche ni es con el afán de joder a alguien. La lucha contra la corrupción es el primer paso para construir el pilar número uno de competitividad, instituciones fuertes y autónomas de poderes fácticos. Hágannos el favor y dejen de intentar meterle más chocas a la rocola y construyamos juntos ese país donde quepamos todos.

Si le interesa seguir a Quique Godoy:

Twitter
Facebook
Wordpress

 

 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta