El arte de elegir la carrera equivocada

El arte de elegir la carrera equivocada

Fuente:BLOG HOTMART,01/05/2019 05:00 pm


Blog Hotmart
 

Una persona adulta toma, en media, 35 mil decisiones diarias, consciente o inconscientemente. Tú mismo has decidido, ahora mismo, qué te gustaría leer este texto. Por eso quiero hablar contigo acerca de un tema con el que me enfrento diariamente: nuestras elecciones profesionales. ¿Por qué elegimos la carrera que elegimos? ¿Por qué esta decisión es a menudo incorrecta? ¿Cómo descubrir si dicha profesión no es para ti? ¿Qué alternativas tienes para vivir de tus pasiones?


Voy a tratar de responder a estas y otras preguntas lo mejor posible y espero ayudarte a reflexionar sobre este aspecto, de ser así necesario para ti.


Pronto, muy pronto, antes de los 20 años, tenemos que definir cuál será nuestra carrera para el resto de nuestras vidas. Y, sí, es una decisión bastante injusta para alguien que solo sabe lo que va a comer… Por supuesto que existen los que ya han descubierto su pasión desde temprana edad, y los admiro por su increíble sensibilidad. Pero, si no te ha ocurrido lo mismo, bienvenido al equipo.


Yo trato este tema todos los días, porque la misión de Hotmart es ayudar a que las personas vivan de sus pasiones, y eso se vincula íntimamente con sus carreras. Por eso te contaré cómo llegué hasta aquí.


¿POR QUÉ elegimos la carrera equivocada?



Somos inmaduros para tomar una decisión.  La primera y más obvia razón es también la más común entre los recién llegados a la edad adulta. Recuerdo la escuela secundaria, cuando se aplicaban muchas pruebas vocacionales y nos daban la “respuesta a todos los problemas”. Ledo error.


Como siempre he tenido curiosidad y aparentemente escribía bien, hice mi elección sin pensarlo dos veces: seré periodista. Tiempo después, en la universidad, descubrí que tendría que trabajar en algún periódico, revista o asesoría. A medida que pasaba el tiempo y avanzaba en los estudios, la desesperación se apoderaba de mí cada vez que recordaba que no me gustaba nada de eso. Tal vez ni siquiera me gustaba el periodismo. Pero no podía desertar, al fin y al cabo estaba casi finalizando los estudios y no era barato. ¿Qué haría yo si desertara? Lo peor que ni siquiera era buena en algo más allá de eso. ¿Tiraría todo por la borda? ¡Si hubiera sabido lo que venía, tal vez sí!


De hecho, nosotros no elegimos


Créeme, todavía es común que los padres “orienten” a sus hijos desde pequeños a elegir una carrera de acuerdo con sus deseos. Yo no los juzgo; quieren que sus hijos triunfen y tengan una gran calidad de vida. Ahora la situación es diferente, ya que nos encontramos con una diferencia de generaciones, y los jóvenes hoy en día tienen más opciones de carreras que sus padres antaño, gracias a un factor sencillo y sorprendente: el avance tecnológico.


No ir a la Universidad no es una opción


Este es un proceso tan natural en la sociedad que ni siquiera vale la pena ponerlo en tela de juicio. Además, no hay necesidad de analizar nuestro sistema educativo para llegar a la conclusión de que simplemente no hay formación para todas las profesiones posibles del mundo. Ningún blogger fue a la universidad para trabajar como blogger, ¿verdad?


Nuestra profesión de los sueños simplemente no existía


Enhorabuena a nuestra tecnología. Ella abrió tanto espacio para la innovación que algunas ocupaciones no existentes con anterioridad, están en boga en la actualidad . Analistas de marketing y de redes sociales, expertos en SEO,productores digitales, afiliados, desarrolladores de aplicaciones y analistas de big data eran profesionales poco conocidos o no existían hace 10 años. Y éste es un ciclo natural que va a seguir ocurriendo a medida que avanza la sociedad.


Éxito es sinónimo de mundo corporativo


O eso era lo que creíamos. Con los años fui descubriendo que el éxito es un factor íntimo y específico de cada persona. Algunos necesitan prestigio, reconocimiento y un sueldo alto para ser feliz, otros piensan que el éxito es hacer lo que más les gusta, independientemente de la rentabilidad financiera. Hay quienes sólo sueñan poder trabajar desde casa y pasar más tiempo con la familia. En verdad, la lista es grande y muy particular.


Cuando descubrí que aquella jerarquía congelada de grandes corporaciones no era para mí, por un momento pensé que había algo muy equivocado en ese mundo y que mis pasiones nunca encajarían en una rama de actividad. Afortunadamente, esa vez también estaba equivocada.


¿Qué podemos concluir hasta aquí? ¡Que es sumamente fácil elegir la carrera equivocada! Y tú no te debes echar la culpa por eso. Como se puede ver, hay muchos factores capaces de tergiversar nuestra decisión.


Mi situación en aquel momento era la siguiente: el mundo para mí era una enorme curiosidad y me encantaba escribir, pero no sabía cómo convertirlo en una profesión. Por de pronto sabía que no lo haría como periodista. ¡Y eso me molestaba mucho!


Por eso tenía que darme cuenta si realmente había elegido la carrera equivocada, o si era sólo un rebelde sin causa al que no le gustaba trabajar.


Si te has identificado hasta aquí, te voy a contar todas las preguntas que me hice para llegar a una conclusión útil y poder actuar en relación a mi situación profesional.


¿Cómo identificar si has elegido la carrera equivocada?


“Solo piensas en cobrar a fin de mes”


Para ti, lo que importa es cobrar el sueldo el día exacto a la hora exacta. Por supuesto, pagar las cuentas es importante, pero si te centras sólo en eso, vivirás 29 días infelices esperando que llegue ese “famoso día”.


“Te quejas de todo y por todo”


Aquí tienes que tener la sinceridad necesaria y admitir que vives quejándote. Lo haces con tus amigos, parientes y, cada vez que puedes, dices lo mucho que no te gusta tu trabajo y que, si pudieras, lo cambiarías. En primer lugar, reconócelo, y luego sigue leyendo, porque quizás los siguientes temas clarifiquen tu mente.


“Constantemente buscas nuevas alternativas”


A ti te gustaría trabajar haciendo otras cosas, algo que te diera más placer, pero no logras pensar con claridad lo que podría ser. Mejor todavía: lo sabes, pero te da miedo arriesgar, ya que sabes que tienes que empezar todo de nuevo y eso puede ser trabajoso.


“Estás parado en el medio de la vida”


Si hace mucho tiempo estás haciendo lo mismo, sin motivación para aprender más, hacer más, ¡ojo! Esta señal puede ser un fuerte indicio de que no te gusta lo que haces y tu zona de comodidad te ha protegido vorazmente de ese hecho.


“Te falta un objetivo”


De acuerdo, descubrir nuestro objetivo de vida puede ser extremadamente difícil. Pero si trabajas sólo para pagar las facturas, seguro que no tienes uno esencial. Yo siempre intento evaluarlo y renovarme, pero nunca las formas de lograrlo están relacionadas con el dinero. El dinero puede ser un medio para lograr tus sueños, pero nunca un objetivo a conseguir.


“Nunca logras cubrir tus expectativas”


Creo que lo más importante es analizar si la carrera elegida no te apasiona o si no estudias lo suficiente. Ninguna otra carrera va a ser fácil, pues si lo fuera no tendría emoción, ¿verdad?


Yo tuve todas esas sensaciones y llegué a la conclusión de que la tarea de resolver ese problema era más que urgente. Por suerte, o mucha insistencia en la búsqueda de una carrera que me apasionara, un amigo me explicó qué era el marketing de contenidos. En ese momento todo cambió. TODO.


Era un mundo tan nuevo, tan dinámico, que se actualiza tan rápido, que quería aprender todo lo más rápido posible, de tan divertido. Y lo sigue siendo. Algunos años han pasado y sigo sintiendo que todo es una novedad.


¿Has notado que cuando estás enamorado no dejas de hablar de la persona? Descubrir lo que más te apasiona es también más o menos así. Piensa en esos temas que te encanta hablar, te enloquece investigar y pierdes la noción del tiempo cuando lees al respecto.


Recuerda aquellas actividades en las que tienes control completo de ejecución y no necesitas que nadie te ayude E incluso cuando tienes alguna dificultad, puedes resolverlo fácilmente. Piensa, por ejemplo, las actividades que las personas te piden que les enseñes.


Piensa en todas las opciones. Si notas que estás en el camino equivocado, no te limites. No importa si tienes que empezar de cero. Piensa en cambiar de rama de actividad, de empleo, ¿por qué no? Muchos usuarios de Hotmart cambiaron de rumbo tras años en determinada área para desenvolverse en otra que más les ilusionaba, incluso sin saber siquiera emprender. Aprendieron a ser afiliados o productores digitales y descubrieron un mundo de oportunidades. Ese aspecto, inclusive, nos ha inspirado a crear un curso gratuito sobre emprendimiento para nuevos aventureros: Hotmart Academy. ¡Sé emprendedor como ellos! Existe un tabú de que para llevarlo a efecto se necesita una elevada inversión, y eso no siempre es real. Piensa cómo tus talentos pueden transformar la manera que manejas tu carrera.


Sé realista. Independientemente de la carrera que elijas, tendrá altibajos, ya que humanamente es imposible que todos los días logremos los mismos beneficios. Y claro que no puedes desanimarte ante ello, ¿verdad?


Analiza si tu supuesta pasión te conduce a un propósito. Propósitos son objetivos claros que te hacen más feliz, completo, realizado. No existe un límite de propósitos, tú puedes descubrir que tienes varios de ellos si los deseas genuina e intensamente. Puede ser construir un negocio que va a afectar la vida de muchas personas, tener una familia, viajar por el mundo, tener una casa o cualquier otra cosa que es realmente importante para ti. Si tu carrera contribuye a alcanzarlos, es una fuerte señal de que estás en el camino correcto.


No tengas miedo de cometer errores, ya que saber enfrentarlos de una manera racional es una habilidad esencial para evolucionar y, cuanto más experiencias tengas, más acertadas serán tus decisiones.


A lo largo de mi vida, antes de descubrir que me gustaba trabajar en el área de marketing de contenidos, yo también fui profesora de baile, creé un canal de música en Youtube y abrí una tienda de ecommerce de ropa. He pensado en todas las opciones, todas eran muy agradables y atractivas, pero ninguna lo era como mi trabajo actual.


Después de escribir en un papel varias metas que quería lograr en mi vida, descubrí que hasta ahora nada fue gracias a la suerte, sino a persistencia, mucho preguntarme a mí misma y una pizca de paciencia.


En mi entrevista de trabajo le dije a una de nuestras reclutadoras que me gustaría hacer un cambio significativo en la vida de 3 personas a lo largo de mi vida. Pues entonces, ¡si este texto tiene sentido para al menos 3 personas, voy a ser muy feliz!




¿Buscas Trabajo?

Encuentra el trabajo ideal para ti



Artc. de RR. HH., anteriores:


¿Qué se logra al trabajar en equipo?


17 trucos para hacer tu vida dentro y fuera del trabajo más fácil


Tres competencias necesarias para afrontar una entrevista de trabajo

 

¿Cómo ser el candidato que las empresas quieren?


Mentalidad ganadora vs. mentalidad perdedora, ¿cuál tienes?


Diferencias entre Eficiencia, Eficacia y Efectividad


Ser disruptivo: habilidades para el empleo


Distínguete: no seas un candidato cliché


Tenemos un problema. Situaciones difíciles en una entrevista


La importancia de la Paciencia con uno mismo


5 preguntas en la entrevista de trabajo que son una trampa. ¡No caigas en ellas!


Como elegir el curso para encontrar trabajo / elegir Formación Profesional


 






La conversación

Enviar Comentario


 
0
Comentarios
 
X


Agregar comentario nuevo



*NOTA: Su correo no será publicado.
Obtener una
nueva imagen
 


Enviar a un amigo



X
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 

Los más enviados





Twitter en vivo









X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta