La creatividad en tiempos de crisis



La creatividad en tiempos de crisis

El autor sostiene en este artículo que la capacidad de generar nuevas ideas no basta por sí sola, sino que debe ser acompañada por un conocimiento de las necesidades del mercado y actitud emprendedora.

En tiempos de crisis la creatividad es más importante que el conocimiento: Es una conocida frase de Albert Einstein. Ser creativo, audaz, único en la propuesta no es un camino fácil. Se debe lograr un ¡Guau, que idea!, como respuesta.

¿Qué necesita un microemprendedor para que su proyecto sea sustentable en el tiempo? Que la idea de negocio que proyecta sea la respuesta a necesidades reales de la sociedad en el momento oportuno. Es necesario tener muy en claro qué se quiere que logren los clientes, conocer las fortalezas y las debilidades de uno mismo, así como también las de la idea o proyecto; y trabajar fuerte sobre ambas para ampliar los aspectos positivos y minimizar los negativos.

En este "conocerse a sí mismo" hay que tener buena actitud frente al riesgo, a la incertidumbre, mentalidad ganadora, confianza; y por sobre todo perseverancia. Las aptitudes que van a ayudarlo son: capacidad de convencer, de negociar, de tomar decisiones, de generar alternativas y de tener buen trato con los demás.

Busque su mercado objetivo, pero por sobre todas las cosas disfrute haciéndolo. Si usted no soporto el llanto o los caprichos de los niños, simplemente no haga productos de chicos. Lea libros o revistas especializadas de sociología, filosofía o psicología tratando de determinar el comportamiento del público objetivo, es decir, de quien decide la compra.

Veamos un ejemplo creativo: Corría el año 2001. En todas las oficinas los cartuchos de impresoras se tiraban a la basura. Una persona pensó que tal vez esos cartuchos podrían ser reciclados. Investigó el tema y vio que era posible. El tema era como juntar los cartuchos que las personas de las oficinas arrojaban a los cestos. Entonces ideó una campaña solidaria para recogerlos . Probablemente nunca se imaginó lo duro de la crisis de finales del 2001. Pero hoy, algunos años después se encuentra fabricando y exportando cartuchos alternativos compatibles con las versiones originales de los cartuchos a un precio mucho más accesible.

Los emprendedores tienen oportunidades de forma permanente, el mundo, gracias a Internet se ha convertido en su mercado potencial, las necesidades de los consumidores evolucionaron pasando de la mera subsistencia a la consolidación o bien al consumo suntuario.

En general el dinero necesario para comprar un insumo, existe. Recursos importantes de materia gris en el ámbito universitario y no universitario para aportar, también. Lo que falta es un mayor compromiso de las autoridades en la formación de políticas explícitas, para que las experiencias de incubación, o de emprendedorismo se generalicen al conjunto de las carreras y de la docencia.

Se trata de alentar la creación de una red en la que sus nodos sean instituciones con capacidad para organizar actividades relacionadas con la cultura y el proceso emprendedores, como, incubadoras de empresas capaces de sostener y consolidar las iniciativas que se vayan generando. En estas iniciativas deberían participar emprendedores, empresarios, docentes y ser apoyadas por organizaciones gubernamentales y no gubernamentales como municipios, agrupaciones empresarias, bancos, etc.

Todo lo expuesto llega a una reflexión:

Realmente lo que se necesitan no son ideas, sino buenas ideas que se conviertan en buenos negocios, llevados a cabo por buenos emprendedores.

Luis Adrián Barrera
Profesor de Administración Financiera
Facultad de Ciencias Económicas (U.B.A.)
 



Anúnciese en Transdoc


Enviar a un amigo



X
Para:
+ Agregar otro destinatario
Puedes agregrar hasta 10


Obtener una
nueva imagen
 
X bienvenido_login.png

X bienvenido_login.png


Ingresar a mi cuenta